¡INNOVAR EN TIEMPOS DE CRISIS! 7 PASOS PARA QUE CONQUISTES EL MERCADO

Autor: Susana Barrera

Fecha de publicación: junio 7, 2021

Innovar en tiempos de crisis es una oportunidad para posicionar un producto; pero solo el 4,5 % tiene exitoso, según el CEO Larry Keeley.

La crisis actual permite a las organizaciones acelerar su proceso de innovación adelantándose a las necesidades que surgen a partir de la pandemia; si tú estás al frente de una de ellas o eres un emprendedor con ganas de surgir, lee este artículo y entérate de cuáles son los pasos ineludibles a seguir para lanzar un producto estrella al mercado. ¿Te interesa?, pues no perdamos tiempo y empecemos.    

Vamos con lo primero ¿Qué es la innovación?

Según el estratega internacional en innovación, Carlos Dulanto, esta es la creación o modificación de un producto y su introducción en un mercado. La innovación es un proceso de crisis constante que se basa en la priorización de objetivos, investigación, curiosidad, espíritu creativo, trabajo en equipo, resiliencia, reaprendizaje y reorientación.

Innovar en tiempos de crisis implica la transformación del pensamiento creativo y la generación de alto impacto en los negocios; es decir, que para que logres exponer en tu sector algo nuevo y de gran utilidad, debes trabajar día y noche, valiéndose de todos los recursos disponibles hasta obtener aquello que llegará para resolver alguna carencia del consumidor. 

Para que tu empresa sea realmente competitiva, lo ideal es que te mantengas en una invención constante de artículos novedosos. Esto llevará a tu organización a diferenciarse de las demás al cumplir con las expectativas del consumidor.   

No obstante, para que puedas  llevar a cabo este objetivo  al ciento por ciento, es imprescindible que sigas una serie articulada de pasos que te aseguren el lanzamiento de un producto que te deje una buena rentabilidad.  Pon atención porque los pasos son los siguientes:

1.- Ubica un problema: El primer paso para crear o diseñar una nueva mercancía  o servicio siempre es pensar en un problema o dificultad que complique, de alguna forma, el desarrollo habitual del consumidor. Si tienes una organización, lo ideal es que hagas una encuesta a tus clientes para conocer su nivel de satisfacción con los artículos que ofreces. Sus críticas pueden ser oro puro a la hora de innovarlos.   

2.- Objeto de Valor: ¿Cuál es el producto innovador?, ¿cuál es su propósito o función?, ¿satisface las exigencias de tus clientes? Todas estas interrogantes debes contestarlas y analizarlas a profundidad.

3.- Definir al buyer persona: ¿Qué tipo de persona es la que necesita tu mercancía?, ¿tiene el dinero para pagar por ese bien?, ¿cuáles son sus contextos, recuerdos, expectativas y metas? Conocer bien a tu cliente potencial es vital a la hora de exponerle el producto.

4.- Impacto: ¿Cómo impacta este artículo  en la vida de la gente?, ¿es de corto o largo alcance?, ¿su implementación es fácil o difícil de hacer?, ¿se puede hacer rápido y con pocos recursos? Recuerda que la rapidez en su  implementación puede ser decisiva tomando en cuenta que tu competencia puede ir por los mismos pasos.

Prueba: Es importante que un grupo de usuarios pruebe tu producto para que puedas recoger sus críticas, dudas y sugerencias para mejorarlo. Esto será decisivo a la hora de diseñar la pieza  definitiva.

Precio: Para fijar un precio justo es necesario tener en cuenta los ingresos aproximados del buyer persona y analizar los costos de la competencia. Lo ideal es que el valor sea accesible, pero que te deje una buena rentabilidad.  

Marketing: Lo ideal es que crees una estrategia de marketing para que puedas detectar a los clientes potenciales y posicionarte en el mercado con un producto único.  

En este punto es vital garantizar al consumidor un excelente “viaje de compra”; es decir que este debe sentirse cómodo, durante el proceso de conocimiento y adquisición de tu artículo.  

Con el pasar del tiempo, nacen nuevas necesidades en la gente y si deseas que tu pieza jamás salga de circulación, debes monitorear constantemente a tú público para conocer sus nuevos requerimientos y adaptarlos tu producto. 

Innovar en tiempos de crisis puede ser todo un desafío si este concepto no está alineado estratégicamente con los objetivos de tu empresa y si sus capacidades y hábitos no están orientados a repensar permanentemente tu negocio para entregar valor a los clientes.

Ninguna crisis es fácil de abordar, pero si las personas y los equipos de tu organización tienen desarrollada la capacidad de innovar, al momento de afrontar una contracción económica, esta se convertirá en una ventaja competitiva de tu firma frente aquellas que no trabajan con innovación.

También te puede interesar: Cinco consejos para que tus ventas crezcan durante la pandemia

Si tu objetivo es la innovación, en 2ffactos estamos listos para apoyarte. ¡Contáctanos!  

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *